Saltar al contenido

Porque el sol es energia renovable

Recursos renovables

Este artículo trata de la luz y el calor radiante del Sol que se aprovecha mediante diversas tecnologías. Para más detalles sobre la generación de electricidad mediante energía solar, véase Energía solar. Para la revista académica, véase Energía solar (revista).

La energía solar es la luz y el calor radiante del Sol que se aprovecha mediante una serie de tecnologías como la energía solar para generar electricidad, la energía térmica solar (incluido el calentamiento del agua con energía solar) y la arquitectura solar[1][2].

Es una fuente esencial de energía renovable, y sus tecnologías se caracterizan a grandes rasgos como solar pasiva o solar activa en función de cómo capturan y distribuyen la energía solar o la convierten en energía solar. Las técnicas solares activas incluyen el uso de sistemas fotovoltaicos, la energía solar concentrada y el calentamiento solar del agua para aprovechar la energía. Las técnicas solares pasivas incluyen la orientación de un edificio hacia el Sol, la selección de materiales con masa térmica favorable o propiedades de dispersión de la luz, y el diseño de espacios que hagan circular el aire de forma natural.

Comentarios

La energía solar es la energía que proporciona el Sol en forma de radiación solar. Cada día el Sol irradia, o envía, una enorme cantidad de energía. Esta energía radiante ha alimentado la vida en la Tierra durante millones de años y es una de las fuentes de energía más importantes para las formas de vida. La energía solar es un recurso renovable y cada vez es más frecuente que esta energía se convierta y se utilice como alternativa a los combustibles fósiles. Muchas tecnologías pueden aprovecharla directamente para producir electricidad solar que se utiliza en hogares y empresas de todo el mundo.

  Energia renovable crucigrama

La energía solar es la luz y el calor radiante del Sol, y puede aprovecharse mediante una serie de tecnologías como la calefacción solar, la electricidad solar fotovoltaica y la solar térmica. La energía solar es una fuente de energía renovable, sostenible y totalmente inagotable, a diferencia de los combustibles fósiles, que son finitos.

La energía solar radiante o lumínica se produce en el Sol como resultado de las reacciones de fusión nuclear y se transmite a la tierra a través del espacio mediante radiación electromagnética en cuantos o paquetes de energía llamados fotones. Esta energía luminosa puede utilizarse mediante un proceso llamado fotovoltaico, que produce electricidad directamente (foto significa luz y voltaico se refiere a la electricidad). Este proceso se utiliza cada vez más a medida que la tecnología se desarrolla y resulta más económica. Se utiliza mucho en las calculadoras que funcionan con energía solar y otros dispositivos.

Definición de energía solar inglés

Nuestra creciente necesidad de energía no debe aumentar aún más las emisiones de CO2. Por eso, las fuentes renovables de generación de electricidad contribuyen cada vez más al suministro de energía. La electricidad procedente del viento, la energía hidráulica y la luz solar es una realidad en rápido crecimiento, y al final está estrechamente ligada a la producción moderna de acero.

  Cuadro comparativo energia renovable y no renovable

La previsión es que en 2030 la UE necesitará 80 millones de toneladas de acero para las energías renovables; sólo para una turbina eólica se necesita una media de 140 toneladas de acero. Por lo tanto, las soluciones energéticas sostenibles no pueden prescindir de soluciones de acero innovadoras:

En 2017, las energías renovables representaron más de dos tercios de las inversiones mundiales en generación de electricidad. La cuota de las energías renovables en el suministro mundial de energía aumenta constantemente. Las soluciones de acero contribuirán a superar los retos asociados, por ejemplo, en el transporte y el almacenamiento de hidrógeno sin carbono como “medio de almacenamiento” de la energía eléctrica.

Energía eólica

La humanidad tiene un apetito voraz por la energía. Actualmente la extraemos de los combustibles fósiles a un ritmo de unos 17 teravatios, así que más vale que encontremos una alternativa antes de que se agoten los suministros o destrocemos el clima mundial. Para ello serán necesarios todos los recursos de la ingeniería moderna. Pero también habrá que prestar mucha atención a una rama de la física nacida en la época de la energía de vapor.

Como informamos en “Las energías eólica y undimotriz no son renovables después de todo”, la termodinámica nos dice que depender excesivamente de la energía eólica y undimotriz sería un costoso error. Esto se debe a que la radiación solar -en última instancia, nuestra única fuente de energía verdaderamente renovable- produce energía utilizable sólo de dos maneras. En primer lugar, calentando diferentes partes de la Tierra en distintos grados, lo que impulsa grandes flujos de viento y agua, y en segundo lugar, siendo absorbida por organismos biológicos o, hoy en día, por células solares.

  Maqueta energias renovables

Podemos aprovechar cualquiera de las dos, pero, como demuestra el físico Axel Kleidon, hay un límite sorprendentemente bajo en la cantidad que podemos extraer del viento y las olas. Extraer energía a escala de teravatios probablemente cambiará la dinámica de la atmósfera, con consecuencias inciertas. La energía captada por las plantas o las células fotovoltaicas está libre de esta limitación.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad